Archivo diario: 28 febrero, 2012

Lo mejor de la Fashion Week de Milán

Nos despedimos de Milán para dar la bienvenida a la Semana de la Moda de París, hoy la ciudad de la luz brillaba más que nunca. Mientras la Fashion Week parisina sigue su curso, os propongo una pequeña retrospectiva sobre la pasarela italiana que se clausuró ayer en Milán.

Los grandes de la pasarela no defraudaron: Frida Giannini presentó una colección “dark” con todo el peso del romanticismo en su sentido más literal (y cuando hablo de ello, me refiero a los poetas y autores atormentados románticos del siglo XIX como Goethe o Allan Edgar Poe), Gucci se mostró bajo una nueva perspectiva, más oscura y misteriosa pero conservando la esencia femenina.

El último desfile de Raf Simons para Jil Sander fue muy emotivo y lo más parecio a una ceremonia con el atrezzo previsto en la pasarela. La paleta cromática de la colección recogía tonos pasteles (una tendencia al alza para la próxima temporada primavera/verano 2012 y muy presente en los escaparares de Zara). Una vez más, el minimalismo ganó terreno y Raf Simons dejó el listón muy alto.

Mientras tanto, Prada mostraba una colección totalmente opuesta a su propuesta de la pasada temporada: los estampados geométricos han protagonizado la pasarela formando “total looks” rompedores. Otro detalle importante en esta colección: los accesorios que han causado furor!

El revival “army” volvió a subirse a la pasarela de la mano de Gianfranco Ferré con una propuesta inspirada en la sastrería masculina. Las pieles siguen pisando fuerte y parecen no pasar de moda para combatir el frío.

Emilio Pucci homenajea a su tierra: La Bella Italia, con mucho glamour y texturas puras como el cuero. La mujer luce sus curvas y con esta propuesta, Pucci nos lleva a una nueva era moderna con clásicos renovados.

Dolce & Gabbana se han ganado el público con la misma oda a las raíces mediterráneas: La Italia Eterna. Esta vez, el dúo de creadores se ha inspirado en el ropero de la Iglesia y sus fastuosas capas cargadas de oro y piedras semipreciosas, así como de hilo dorado y brocados. El encaje también aparece en esta colección, aportando un toque más sofisticado, con estampados inspirados del Renacimiento y motivos florales que componen el ADN de la marca. Las modelos aparecen en la pasarela como auténticas madonnas italianas.

Milán nos ha ofrecido una vez más un previo y amplio abanico de tendencias que podremos confirmar en los próximos desfiles de la Fashion Week de París esta semana. Sin duda, show must go on!